Campeonatos de España absolutos en Avilés (1948 y 1952)

Paso de ría en los 3.000 obstáculos en el Cto de España en Avilés (1948)
(paco-binaburofuentedetodos.blogspot.com)

                   PIONEROS GIJONESES

17.- Campeonatos de España absolutos en Avilés (1948 y 1952)

En el Estadio de Montjuich (Barcelona) se organizó el 16, 17 y 18 de abril de 1948 los Campeonatos Nacionales Universitarios al que acudió la Universidad de Oviedo que se clasificó séptima siendo la vencedora la Universidad de Barcelona.
Los universitarios asturianos tuvieron las actuaciones siguientes: Manuel Garcia (1º/martillo/37’61) (8º/disco/28’59), Brey (2ªsemifinal / 100m.l / 11.9), Blanco (final segundos/4º/400 m.l/55.2), Méndez (final segundos/ 4º/400 m. vallas/ 1.08.9), relevo 4x400 (final segundos/1º/4.01.8 y relevo 4x100 (final primeros/4º/47.0)

El Campeón de España en altura en Avilés 1948 (Archivo RFEA)

Los días 10 y 11 de julio de 1948, en Avilés (estadio de la Exposición) se disputaron los XXVIII Campeonatos de España Absoluto con gran éxito de público de toda Asturias y un elogiable y reconocido mérito de organización. En Avilés fue la última oportunidad para confeccionar la lista de atletas que semanas después participarían en los Juegos Olímpicos de Londres.
Los aficionados animaron a los atletas asturianos con gran pasión y entrega, pero los resultados no acompañaron. Se esperaba podio para Manuel Polo en 10.000, Antonio Huergo en 1.500 y 5.000 metros, José Luis Rubio en 400 vallas y Manolo García en martillo, pero por diferentes circunstancias no lo lograron.

José Luis Rubio (Archivo Boletín Federación Catalana de Atletismo)

A José Luis Rubio para ir a los Juegos Olímpicos de Londres le pedían una marca de 55.0 en 400 metros vallas, bastante alejada del récord nacional que él ostentaba desde el año anterior de 56.4. En Avilés ganó con facilidad su semifinal, pero en la final arriesgó saliendo y corriendo por encima de sus posibilidades en busca de la marca para acudir a Londres y clavó en los últimos sesenta metros pasando de ir ampliamente destacado a quedar cuarto. Manolo García en la fase clasificatoria le fallaron los nervios haciendo los dos primeros lanzamientos nulos y el tercero por debajo de sus posibilidades implicando no pasar a la final. Manuel Polo le entró el flato en el 10.000 y termino como pudo el quinto. Las actuaciones precedentes en la temporada le daban buenas opciones a Antonio Huergo, pero al final fue quinto en el 1.500 y sexto en 5.000 metros.
El relevo 4x400 subieron al podio como medallistas de bronce. En la 1ª semifinal ganaron con 3.40.7 y en la final 3º (3.38.1)
400 metros vallas: (1ª serie) 1º J. L. Rubio 59.0 y en la final 4º, (2ª serie) 1º Gorastola 58.5 y en la final 5º. Triple salto: 4º Llames 12’90. 5º Artime 12’74. Martillo: 4º Martínez 33’61, Lanzamiento de Barra: 5º Martínez 30’37. Relevo 4x100 (1ª semifinal) 4º Asturias
En la clasificación por federaciones la victoria fue para Cataluña con 155 puntos y Asturias fue quinta con 23.

Cartel y medalla del Campeonato de España en La Exposición (Avilés)

La crónica que sobre el campeonato publicó El Comercio, el 13 de julio de 1948, mencionó lo siguiente:
“Podemos decir que Asturias entró con “el pie izquierdo” en este XXVIII edición ya que ninguno de nuestros atletas rindió lo que de ellos cabía esperar, pues no debemos olvidar que Polo, García y Rubio –este plusmarquista- eran Campeones de España y que las pistas de Avilés no hicieron ni medianas marcas. Por otra parte tuvimos que lamentar la ausencia de Brey y Botas, excelente atleta el primero para los 100 metros lisos y magnífico el segundo, ya que es nuestro mejor hombre para puntuar para el equipo. Y como remate, Huergo tampoco corrió normalmente, y todos estos contratiempos deben servirnos para algo más que para lamentarnos. Nos quiere decir que el atletismo hay que tomar las cosas en serio y mucho más cuando se ha de participar en unos Campeonatos Nacionales. La ausencia de Brey y Botas, que se encuentran prestando servicio militar, puede encontrarse justificación. Pero los demás fueron a este Campeonato un poco alegremente, y así sucedieron las cosas. Defectos de entrenamiento en todos ellos que les obligaron a ceder los primeros puestos cuando ya estaban lanzados, y colocados, en magnífica posición para seguir manteniendo el laurel de Campeón en su especialidad. Así los ¨flatos” de Polo en los 10.000 metros, mal que también hizo presa en Huergo en los 5.000 sin olvidar a Rubio cuando estaba netamente destacado en los 400 metros vallas y todos le considerábamos ya nuevamente Campeón se “quedó” en la penúltima valla y alcanzó con gran dificultad la meta en cuarta posición. Tres hombres que nos fallaron en otras tantas pruebas que pudieron darnos algún título nacional - los 400 vallas nunca debió salir de Asturias – y que decir de García, otro Campeón que se dejó arrebatar el título que en las clasificatorias de lanzamientos hizo dos tiros nulos y en el válido no alcanzó la distancia precisa para disputar la final”.
En mi opinión esta crónica y valoración fue injusta y excesivamente crítica con la actuación de los atletas asturianos.

Los asturianos en el ranking nacional de 1948 fueron los siguientes: H. Brey (3º/100 m.l/11.0) (5º/200 m.l/22.9), Antonio Huergo (4º/1.000 m.l/2.38.8) (6º/1.500 m.l/4.09.1) (3º/3.000 m.l/9.07.3) (4º/5.000 m.l/15.25.0), Manuel Polo (8º/10.000 m.l/33.10), J.F. Gorostola (6º/400 m. vallas/58.5), José L. Rubio (10º/400 m. vallas/59.0), M.A. Llames (10º/triple/13’09), Pelayo Botas (4º/disco/40’90), Manuel García (4º/martillo/37’61), L. Martínez (10º/lanzamiento de barra/30’57) y Asturias (3º/relevo 4x400/3.38.1

Atletas del Club Atlético Gijonés en la pista del Cristo de las Cadenas (Archivo R. Carpena)

Antonio Huergo Rodríguez, atleta gijonés, entrenado por Oscar Muñiz en el Club Atlético Gijonés de Educación y Descanso, se proclamó Campeón de España absoluto en 3.000 metros obstáculos en el Campeonato de España de 1949 celebrado en Barcelona (Montjuich), el 9/10 de julio de 1949. El podio fue: 1º Antonio Huergo (9.41.8), 2ª J.M Garín (9.50.6), 3º B. Losada (9.56.2)
En La Coruña se celebró el Campeonato de España del Frente de Juventudes el año 1946 y Huergo subió al podio como Campeón de España en 3.000 metros obstáculos
El mejor recuerdo y alegría fue su internacionalidad en Lisboa, el 4 de julio de 1948, en encuentro entre Portugal y España. Tuvo una gran actuación en 3.000 metros lisos clasificándose segundo, detrás del gran atleta portugués Joao Silva y delante de Poyás y el otro portugués. Su marca de 9.07.3 constituyó récord de Asturias.

Cuando llevaba tiempo alejado del atletismo le hicieron una entrevista en julio de 1954 y manifestó lo siguiente:
“He dejado el atletismo, porque aquí, en Gijón, este deporte apenas se puede practicar, ya que carecemos de lo más elemental para ello ¡una pista! Por lo demás, me refiero a la afición y facultades, estoy en forma, máxime ahora, contando con la gran ayuda del Grupo de Cultura Covadonga. Como te digo, para mí, el practicar el atletismo sería una delicia, pero mientras en Gijón no se cuente con una buena o mala instalación donde practicar el atletismo, ni hablar”

Se proclamó Campeón de Asturias en muchas ocasiones y en diferentes pruebas. En 1950 figuraba con los récords de Asturias en 800 m.l (2.01.4), 1.000 m.l (2.38.8), 1.500 m.l (4.09.1), 3.000 m.l (9.07.3) 5.000 m.l (15.25.0) y 3.000 m. obstáculos (9.41.8)

Antonio Huergo falleció trágicamente en Gijón el 12 de febrero de 1980 a los 56 años

En El Comercio, firmado por Alfil el 2 de marzo de 1950, con el título CONSTRUCCIÓN DE PISTAS EN ASTURIAS se decía: Oviedo. Para el próximo día 6 es esperado en esta capital el señor Picart conservador del Estadio Municipal de Montjuich, que viene a Asturias, para hacer un estudio relacionado con la instalación de diversas pistas de atletismo en la provincia, entre ellas una en El Entrego y otra del Frente de Juventudes de Oviedo.

Al final las pistas se hicieron en el Cristo de Las Cadenas (Oviedo) y Mieres, quedando El Entrego sin ella. En Gijón, siendo la cuna del atletismo asturiano, nada de nada.

XXXI Campeonato de España de campo a través en San Sebastián (Lasarte, 6/03/1949) (15.000 m). Cataluña volvió a ganar por federaciones y Asturias fue la octava. El gijonés Manuel Polo se clasificó 6º, pero en esta ocasión representando a Cataluña.
Los puestos de los componentes de la selección asturiana fueron: 29º Rodríguez, 40º Fernández, 48º Sanjuan, 66º Rodríguez, 68º Rodríguez, 76º Álvarez, 77º R. Prendes. En la clasificación por clubes el Atlético Gijonés Educación y Descanso fue noveno y por Organismos del Movimiento: 2º Educación y Descanso de Gijón.

En los Campeonatos Nacionales Universitarios disputados en Valencia (mayo de 1949) los más relevantes fueron: Pelayo Botas con su doblete de Campeón de España Universitario en jabalina (45’52) y martillo (38’28/ Récord España Universitario), Manuel García con medalla de bronce en martillo (35’38).

JOSÉ LUIS RUBIO con David, Aquilino y Falo en Segovia 1972 (Archivo A. C)

XXIX Campeonato de España de Atletismo en Barcelona (Montjuich, 9 y 10 de julio 1949). Los gijoneses Antonio Huergo y Manuel Polo tenían licencia federada por Cataluña al estar becados en Barcelona. Antonio Huergo se proclamó Campeón de España en 3.000 m. obstáculos (9.41.8) y Manuel Polo fue Subcampeón en 10.000 m.l (32.51.4).
José Luis Rubio hizo doblete de medallas de bronce en el 110 m. vallas (16.6) y 400 m. vallas (57.0). El asturleonés L. Martínez, medalla de oro en martillo (41’33) y bronce en lanzamiento de barra (36’75). En los relevos 4x400 (4º/3.40.5) y 4x100 (4º/46.6).
Por federaciones: 1º Cataluña, 5º Asturias. Por clubs: 1º SEU Madrid, 10º SEU Asturias.

Ranking Nacional 1949: R.G. Lastra (4º/400 m.l/51.4), Manuel Polo (5º/10.000 m.l/32.51.4), José Luis Rubio (4º/400 m.v/57.0), (6º/110 m.v/16.5), Antonio Huergo (1º/3.000 obstáculos/9.41.8), L. Cifuentes (8º/longitud/6’51), Artime (6º/triple/13’26), M.A. Llames (7º/triple/13’15), Pelayo Botas (5º/disco/40’10), (5º/martillo/39’28), Lorenzo Martínez (1º/ martillo/ 43’97), (4º/Lanz. Barra/36’75), Manuel García (7º/martillo/38’01)

Educación y Descanso de Gijón, con la colaboración de la Federación Asturiana de Atletismo, organizó el 12 de febrero de 1950 el Campeonato de Asturias de campo a través. Un recorrido de unos 12.000 metros, con salida y meta desde los Jardines del Náutico, y que discurrió por Jardines del Náutico, subida a Santa Catalina y después de cruzar el cerro volver a dar otra vuelta en sentido contrario, continuando luego por la Avenida Rufo Rendueles, Piles, carretera de la Providencia, para bajar por la famosa “Cuesta el perru” hasta Somio, y continuar por el Piles hasta la meta.
Fue presenciada la carrera por bastante público y la victoria desde el inicio fue para el gran favorito Manuel Polo que entro destacado. La segunda posición fue muy disputada decantándose a favor del gijonés Victoriano Sanjuan seguido por el avilesino Soberón. Le resto de clasificados fue: 4º Luis García (campeón en principiantes), 5º Montero, 6º Marcelino Rodríguez, 7º Francisco Álvarez, 8º Trabanco, 9º Iglesias
Por equipos la victoria fue para Educación y Descanso de Gijón. Esta competición sirvió para conformar el equipo asturiano para participar en el Campeonato de España de Zaragoza.

XXXII Campeonato de España de campo a través, Zaragoza, 5 de marzo de 1950. El equipo de Asturias se clasificó 6º por delante de Vizcaya, Levante y Marruecos. Por clubs Educación y Descaso de Gijón (Club Atlético Gijonés) fue 8º y por Organismos del Movimiento 3º.
Las actuaciones individuales de los asturianos fueron las siguientes: Manuel Polo (21º), Victoriano Sanjuan (30º), Soberón (38º), Montero (45º), García (52º), Marcelino Rodríguez (71º) y Álvarez (90º)
Polo fue criticado en la prensa local por haber jugado el domingo anterior un partido de fútbol con el Marino de Luanco y haber declinado participar en la Vuelta a Oviedo que ganó el avilesino Soberón

El campeonato de Asturias de Atletismo en pista en 1950 no se pudo celebrar por obras en el Estadio de la Exposición de Avilés, se intentó llevar a León, pero al final no pudo hacerse.

En el XXX Campeonato de España Absoluto de pista, Burgos, 15 y 16 de julio de 1950, representando a Asturias el atleta leonés Lorenzo Martínez Calvo (SEU Oviedo) se proclamó Campeón de España en lanzamiento de martillo con la marca de 43’65 y el gijonés José Luis Rubio fue medalla de bronce en 400 metros vallas (57.8).
Otros resultados fueron Blanco (5º/jabalina/45’31), Manuel García (6º/martillo/36’31), L. Martínez (3º/lanz. Barra/40’84) (4º/disco/36’56), González Lastra (4º/200 m.l/23.8), Manuel Polo (5º/10.000 m.l/33.48.3), José Luis Rubio (2º/2ª semifinal/110 m.v/16.8) (4º/final/16.9), relevo 4x400 (1º/2ª semifinal/4.36.0) (4º/final/3.41.1) (Blanco, Contreras, Lastra, Rubio)

En el ranking nacional de la temporada de 1950, Lorenzo Martínez lideró el martillo con 46’70 logrados en San Sebastián el 17 de agosto de 1950, y José Luis Rubio fue tercero en 400 metros vallas con la marca de 56.4 que realizó en Madrid (Ciudad Universitaria) el 4 de junio y que repitió en Barcelona (Montjuich) el 18 de junio con motivo del encuentro internacional entre España y Suiza.
Otros asturianos en el ranking nacional de 1950 fueron Baquero (2º/longitud/6’66) (4º/triple/13’76), Pelayo Botas (2º/disco/43’78), L. Martínez (10º/disco/38’11), (3º/Lanz Barra/40’84)

                           (vidaatleticadegalicia, Emilio Navaza)

Lorenzo Martínez, nació en Mansilla de las Mulas (León) en 1927, fue triple Campeón de España en martillo: 1949 en Barcelona (41’33), 1950 en Burgos (43’63) y 1951 en Barcelona (45’68). En aquella época los atletas asturianos y leoneses representaban a la Federación Asturiana de Atletismo.
En el Campeonato de España de 1952 celebrado en Avilés volvió por cuarta vez a proclamarse Campeón de España lanzando 44’00 metros, pero esta vez representaba a Galicia (R.C.D Coruña) al instalarse en La Coruña por razones de estudios. Fue internacional en siete ocasiones y superó la plusmarca española en seis ocasiones. Mientras representó al SEU de Oviedo estableció records de España en martillo en cuatro ocasiones: 43’98 en León (21/08/1949), 44’18 en Madrid (26/03/1950), 45’38 en Madrid (02/04/1950) y 46’70 en san Sebastián (17/09/1950.

La Federación Asturiana de Atletismo, que presidía Elías Caicoya Masaveu, en colaboración con el Frente de Juventudes y la Asociación Atlética Avilesina, organizó en el Estadio de la Exposición de Avilés el I Trofeo de Campeones el 24 de junio de 1951 con el objetivo de reunir a los mejores atletas asturianos.
Tuvo una gran aceptación y lo más destacado fue la reaparición del gijonés José Luis Rubio considerado como un gran especialista en vallas y las actuaciones de Pelayo Botas, Campanal III, Luis Fernández, Serafín Rodríguez, Abel Montero y Fernando M. Montero.

RESULTADOS TÉCNICOS
100 m.l: 1º Manuel G. Campanal III (A.A.A) 11” 7/10, 2º Domingo Álvarez 12” 2/10, 3º Mario Diego 12” 3/10, 4º Enrique Fernández
200 m.l: 1º José Luis Rubio (Gijón) 24”8/10, 2º José Luis Ovies 25”2/10, 3º Mario Diego 25”3/10
400 m.l: 1º Vicente Menéndez (C. Inmaculada Gijón) 58”4/10, 2ºRafael Sarandeses, 3º Oscar Aparicio
800 m.l: 1º Luis Fernández (F.J. Oviedo) 2’14”, 2ºJosé Luis Fernández 2’17”1/10, 3º Fernández
1.500 m.l: 1º Luis García (A.A.A) 4’31”3/10, 2º Luis Álvarez
5.000 m.l: 1º Fernando M. Montero (F.J. Gijón) 16’25”, 2º Víctor Peláez 16’51”, 3º Luis García, 4º González Collado
110 m. vallas: 1º José Luis Rubio (Gijón) 17’3/10, 2º José Manuel del Busto 18”1/10, 3º Ramón Muñiz 19”9/10, 4º Aparicio
Altura: 1º Abel Moreno (A.A.A) 1’60, 2º Fernando Sagrado 1’58, 3º Oscar Aparicio 1’53, 4º Félix Muñiz 1’53
Longitud: 1º Manuel G. Campanal III (A.A.A) 6’20, 2º Mario Diego 5’81, 3ºOies Agra 5’42, 4º Enrique Fernández
Pértiga: 1º Serafín Rodríguez (A.A.A) 2’75, 2º Carlos Rodríguez
Disco: 1º Pelayo Botas (A.A. Oviedo) 33’57, 2º Manuel G. Campanal III 33’10, 3º Ramón Muñiz 28’10
Peso: 1º Pelayo Botas (A.A. Oviedo) 11’03, 2º Ramón Muñiz 10’15, 3º Félix Matarrodona 9’95

El 28/29 de julio de 1951 se celebró el XXXI Campeonato de España en Montjuich (Barcelona). José Luis Rubio hizo doblete con medallas de bronce en 110 m.V (16.8) y 400 m.v (56.7) y Antonio Carbajo fue medalla de plata en el 200 m.l (22.9)

En Zaragoza, Manuel Polo fue medalla de bronce en marathon (2h 56’ 32” 4/10) en el XVII Campeonato de España de Marathon que se disputó el 14 de octubre de 1951. Al siguiente año volvió a Zaragoza al XVIII Campeonato de España de Marathon (19 de octubre de 1952) y con la marca de 2 h 52’ 43” subió al podio como Subcampeón de España

Ranking Nacional de 1951: Antonio Carbajo (5º/200m.l/22.9), José Luis Rubio (5º/110 m.v/16.3) (4º/400 m.v/ 56.7), Manuel González Campanal III (2º/Decatlhon/5.079 puntos) (8º/longitud/6’51), Pelayo Botas (7º/disco/39’24), José R. Muñiz (10º/Decatlhon/4.157 puntos)

La Federación Asturiana de Atletismo, siendo presidente Bernardo León Manso, organizó, el 19 de marzo de 1952, en la pista del estadio de la Exposición de Avilés el Trofeo San José que fue todo un éxito deportivo.

La crónica periodística en el diario gijonés El Comercio relataba de forma exhaustiva lo acontecido recogido en “UN DÍA ENTRE ATLETAS” y que titulaba y subtitulaba de la forma siguiente: HUERGO Y CAMPANAL III logran derribar dos marcas asturianas y Fontanillas iguala el récord regional de altura. Cinco veces fue superada la marca de lanzamientos.
Algunas partes del amplio artículo es importante recogerlas por el protagonismo que en este caso se llevaron los lanzadores

LA HISTORIA DE UN PESO. Cinco jóvenes ante un peso. Dos compitiendo bajo la enseña gijonesa: Falin y Pais; otros dos: Campanal III y Muñiz, por la avilesina y el último, Botas II, por los ovetenses.
El peso, bajo bandera neutral, iba, por primera vez en Asturias, a vivir una jornada heroica. Pero antes, deben ustedes de saber que el récord provincial lo tenía P. Botas, de Oviedo, desde hace mucho tiempo, en once metros con 36 centímetros. Lo tuvo hasta que Falin se lo arrebató, hace unas semanas, por un centímetro.
¡Atención! Que ahora comienzan a lanzarlo. El banderín señala la plusmarca regional. Tira Botas II y logra 10’65. Después Pais, con 10’76. Falin derriba su marca y coloca la bandera en 11’44. Prueban todos, y el flamante récord continua en su sitio. Segunda tirada, y de nuevo Falin se supera con 11’55. La cosa se pone buena y la gente aplaude. Ahora interviene Campanal, y la bandera cambia de sitio hasta colocarse en 11’75.
Nuevo campeón y nuevas ovaciones. Muñiz se arranca con coraje y aprovechando su última oportunidad se adjudica el campeonato con 11’91 metros. El muchacho salta de júbilo, con un récord en el bolsillo….que le dura justamente cinco minutos. El tiempo en que los otros competidores piden una prueba de superación y les es concedida. ¡Y por quinta vez, una marca que hace mucho tiempo no se movía, cae desmoronada en una mañana! Campanal, ese muchacho al que todo el mundo señala como futuro internacional, se lo mete en el bolsillo con 11 metros y 94 centímetros.

CONTRA VIENTO Y DOS MUCHACHOS: Huergo, que según los supertécnicos, esta dando cada día más de sí, quería superar su marca de los ochocientos metros lisos.
El viento que hallaba sobre las magníficas pistas del estadio de la Exposición, no estaba de acuerdo con esta iniciativa. Otros dos jóvenes atletas avilesinos, tomaron la salida junto al gijonés que pronto marcha destacado, luchando contra el viento y contra los segundos. Seguir el avance de las manillas del cronómetro, al mismo tiempo que las piernas del corredor, es una difícil pero emocionante tarea. Vemos como se acerca a la cinta y como el segundero se acerca al tope de la marca. Pero Huergo vence al tiempo y destruye su plusmarca con dos minutos, un segundo y una décima.

LA CUERDA ROMPE POR LO MÁS GASTADO: José Luis Rubio, esperaba rebajar otra marca, la de los cuatrocientos metros vallas, pero siempre ocurre lo inesperado. Esta vez lo inesperado se llamó 2cordón de zapatilla”. Inició la prueba con un estilo perfecto que hacía concebir la idea del éxito: pero desde la segunda valla, las cosas cambiaron, se le vio incomodo y perdiendo esa característica marcha suya que nos sugiere la de un pura sangre.
Al llegar a la meta, sin derribar, por poco -todo hay que decirlo- el récord, se quedó mirando alicaído a su zapatilla derecha, de la que colgaba tristemente dos pedazos del cordón con que se la había atado. Con el pie flojo, y aquellos dos pingajos colgándole, no se le podía pedir más de lo que hizo. La cuerda escogió un mal momento para romperse, y para romper con ella una ilusión bien fundada. Otro día será.

EL TERCER HOMBRE: Pais, ese lanzador que tiene fuerza como para un tren, no puede meterse en el círculo de hierro, para tirar el martillo. En cuanto está cercado, se desfonda y los 43 metros que suele lanzar en los entrenamientos se convierten en unos tímidos treinta y cinco o treinta y seis. Ayer, al fin, se quebró ese “complejo del círculo mágico” y Pais colocó el peso a 40 metros y 25 centímetros de su persona. Con esto, que significa, nada menos que su moral ya esta en auge, se convierte en el tercer hombre de España en lanzamiento.

LOS QUE PIDEN PASO: Y ahora dedicaremos unas líneas, muy pocas, porque ya no nos queda espacio, a los muchachos que vienen pidiendo paso.
Hablamos primero del avilesino Fontanillas, que con sus 1’71 en altura, iguala la plusmarca asturiana y lanza un “¡Aquí estoy!” muy a tener en cuenta.
También están “aquí”, Vicente Menéndez, que ganó corriendo con un coraje y valentía extraordinaria, la prueba de 400 metros en 55 segundos y ocho décimas.
Y Domínguez Álvarez, con sus 11 segundos con nueve décimas en cien metros. (Recordemos su juventud y las condiciones que apuntan). Y otros dos peques, José Manuel Fernández y Mario Laurin, de los que algún día hablaremos con esas letras tan gordas que tenemos para los supercampeones.

 

Equipo atletismo Grupo Covadonga 1952::   Pais, Gavela, Víctor Lucas, Hurlé, Ángel Varela (delegado), José Luis Rubio, Víctor Peláez, José María Navascués, Rubiera, Botas, José Manuel, Mario R. Laurin, Jorge Argüelles, Manuel S. Huergo , German Argüelles, Diego, Juliana y Domingo

El 22 y 29 de junio de 1952 se disputó en doble jornada el Campeonato de Asturias de atletismo en la pista del estadio de la Exposición de Avilés con la victoria por equipos para el Grupo Covadonga de Gijón cuyo capitán era José Luis Rubio y el delegado Ángel Varela
Clasificación por equipos: 1º Grupo Covadonga (167’5 puntos), 2º A. Atlética Avilesina (125’5), 3º Unión Juventud de Oviedo (57) y 4º Educación y Descanso Gijón (25).
Fue noticia el fichaje realizado por el Grupo Covadonga del lanzador ovetense Pelayo Botas.
Se establecieron dos plusmarcas asturianas por parte de Campanal III en longitud (6’72) y de Pelayo Botas en jabalina (50’39)
Las gradas estaban repletas de aficionados previo paso por taquilla para abonar un duro (5 pesetas) viviendo un gran ambiente y animando a los atletas como preludio del Campeonato de España que unas semanas después en el mismo lugar se celebraría.

En Avilés, los hermanos Jorge y German Argüelles y otro (Archivo RGCC)

200 m.l: 1º Campanal III (23 5/10, A.A.A), 2º Germán Argüelles (24.0, Grupo), 3º Vicente Menéndez (25 1/10, Grupo), 4º Mario Diego (Grupo)
800 m.l: 1º Francisco Muñiz (2.07 1/10, U.J), 2º Joaquín Juliana (2.09 1/10, Grupo), 3º Antonio Huergo (2.17 5/10, Grupo), 4º Felix González (U.J)
5.000 m.l: 1º Manuel Polo (16.15.0, E. y D. Gijón), 2º Germán Barcena (16.45 1/10, U.J), 3º Manuel Castro (U.J), 4º Joaquín Valdés (E. y D. Gijón)
400 metros vallas: 1º José Luis Rubio (58 5/10, Grupo), 2º Eduardo Galindo (1.04.0, U.J), 3º Rafael Sarandeses (U.J), 4º José Antonio Suárez (A.A.A)
3.000 obstáculos: 1º Víctor San Juan (10.34 1/10, Independiente), 2º Miguel Escudero (A.A.A)
ALTURA: 1º Rafael Sarandeses (1’65, U.J), 2º Abel Moreno (1’65, A.A.A), 3º J.L Fontanillas (1’60, A.A.A), 4º José Manuel Fernández (1’50, Grupo)
LONGITUD: 1º Campanal III (6’72, A.A.A) (Record de Asturias), 2º Llames II (5’97, A.A.A), 3º Mario Diego (5’90, Grupo), 4º Eduardo Mariño (5’55, A.A.A)
JABALINA: 1º Pelayo Botas (50’39, Grupo) ( Record de Asturias), 2º Celestino López (42’61, U.J), 3º Manuel Blanco (41’96, A.A.A), 4º Diego Botas (37’43, U.J)
MARTILLO: 1º Pelayo Botas (39’75, Grupo), 2º Pais (39’70, Grupo), 3º José María Navascués (35’60, Grupo), 4º Rubiera (32’70, Grupo)
4 x 400: 1º Grupo Covadonga (3. 45 5/10), 2º Unión Juventud (4.01 7/10)
100 m.l: 1º Campanal III (11 4/10, A.A.A), 2º Domingo (11 6/10, Grupo), 3º Diego (12 1/10, Grupo)
400 m.l: 1º José Luis Rubio (53 7/10, Grupo), 2º Germán Argüelles (54 4/10, Grupo), 3º Vicente (56 1/10, Grupo), 4º Galindo (A.A.A), 5º Juliana (Grupo)
1.500 m.l: 1º Huergo (4.17 3/10, Grupo), 2º Víctor Peláez (Grupo), 3º Bárcena (U.J) , 4º Manuel Polo (E. y D. Gijón)
10.000 m.l: 1º Manuel Polo (35.01 7/10, E. y D. Gijón), 2º Joaquín Valdés (E. y D. Gijón)
TRIPLE: 1º Llames II (13’42, A.A.A), 2º Muñiz (A.A.A), 3º Vicente (Grupo), 4º Ángulo (A.A.A)
DISCO: 1º Pelayo Botas (39’12, Grupo), 2º Campanal III (33’31, A.A.A), 3º País (33’24, Grupo), 4º Blanco (A.A.A)
PESO: 1º Campanal III (11’69, A.A.A), 2º Muñiz (10’99, A.A.A), 3º Botas (10’95, Grupo), 4º País (10’94, Grupo)
110 metros vallas: 1º José Luis Rubio (18 7/10, Grupo), 2º Laurin (19 3/10, Grupo), 3º Daniel Pérez Cuervo (A.A.A)
PÉRTIGA: 1º Víctor Lucas (2’90, Grupo), 2º Isaac López (A.A.A), 3º Zapico (Grupo)

José Luis Torres, doble campeón de peso y disco en Avilés 1952 (Archivo RFEA)

Avilés volvió acoger el Campeonato de España de atletismo que se disputó el 12/13 de julio de 1952 en la pista de la Exposición, pero esta vez los asturianos tuvieron una mejor actuación que la de 1948 ya que lograron tres subcampeonatos de España: José Luis Rubio en 400 metros vallas (58.6), Campanal en longitud (6’56) y Pelayo Botas en jabalina (50’77) que también fue cuarto en disco (38’90). Tuvieron buenos resultados Llames II en triple, Guillermo Argüelles y Vicente Menéndez en 400 m.l, Victoriano Sanjuan en 3.000 obstáculos, País en martillo, Muñiz en los 800 m.l y Polo en el 5.000 m.l.
La victoria por federaciones fue para Cataluña y Asturias fue sexta. Los asturianos tuvieron los resultados siguientes: Manuel González Campanal III (A.A.A) en 100 m.l (1º/5ª eliminatoria/11.6)(3º/2ª semifinal/11.5), Vicente Menéndez (G.C.C) en 400 m.l (2º/1ª eliminatoria/54.4) (5º/1ª semifinal/53.9), Germán Argüelles (G.C.C) en 400 m.l (3º/3ª eliminatoria/53.4) (3º/2ª semifinal/53.8) (6º/Final/53.7), Manuel Polo (E y D Gijón) en 10.000 m.l (6º/33.29.3) y 8º en 5.000 M.L), José Luis Rubio (G.C.C) en 110 m.v (1º/2ª semifinal/16.7) (5º/Final/18.1), en 400 m.v (1º/2ª semifinal/58.0) (2º/Final/56.6), Eduardo Galindo (C.U Juventud) en 400 m.v (3º/3ª semifinal/1.02.5) (5º/Final/1.02.4), Victoriano Sanjuan (G.C.C) en 3.000 obstáculos (6º), Ramón Rubiera (G.C.C) en peso (6º/11’78), Pelayo Botas (G.C.C) en disco (4º/38’90) y en jabalina (2º/50’77), José Ignacio M. Pais (G.C.C) en martillo (5º/38’25), Manuel González Campanal III en longitud (2º/6’56), J.A Llames (A.A.A) en triple (4º/13’20), relevo 4x100 Asturias (Arandeses, G. Argüelles, Diego, Campanal) (4º/1ª semifinal/46.6) y el relevo 4x400 Asturias (2º/2ª semifinal/3.38.4) (4º/Final/3.35.1)

El lanzador gijonés Ramón Rubiera (Archivo R. Carpena)

La crónica de El Comercio del 15 de julio de 1952 firmada por el enviado especial PIT decía refiriéndose a Rubio lo siguiente:
“En esto de entregar todas las energías, hizo escuela Rubio, que al entrar en la meta, después de dejar atrás las diez vallas, cayó al suelo como herido por el rayo. Rubio corrió magníficamente y se colocó con 56.6 a dos décimas del primero, el guipuzcoano Gómez”.
Rubio en 110 metros vallas hizo pensar que podía ser primero o segundo y en la crónica al respecto dijo “La salida fue impresionante, Rubio saltaba con gran estilo. Desde nuestro palco, junto a la cinta de entrada, veíamos avanzar a la azul camiseta astur, como una exhalación. Las ovaciones eran estruendosas. De pronto Rubio, tropieza, engancha sus clavos en la barra y pierde desesperadamente unos instantes precisos. Después aún dudó, con la cara contraída por la impotencia de poder entrar vencedor, al retirarse, pero se decide y atravesó la meta. Una auténtica mala suerte, que resto un indiscutible segundo puesto a nuestro atleta”

En la misma crónica se hace un relato muy exhaustivo del relevo 4 x 400 en semifinales, con récord de Asturias (3.35.1), y en la final. El equipo asturiano formado por Vicente, Germán, Galindo y Rubio hizo vibrar de emoción a los numerosos aficionados que hasta se pusieron en pie animando a los nuestros. Se llegó a los últimos doscientos metros igualados a Cataluña (campeón) quedando finalmente cuartos.

Ranking Nacional 1952: Antonio Huergo (8º/800 m.l/2.01.1), José Luis Rubio (6º/110 m.v/16.7), (3º/400 m.v/56.5), Manuel González Campanal III (3º/longitud/6’75) (8º/disco/39’00), J.A Llames (6º/triple/13’42), Víctor Lucas (10º/pértiga/3’20), Ramón Rubiera (10º/peso/12’22), Pelayo Botas (6º/disco/39’12) (8º/jabalina/50’77) (7º/martillo/39’75). José I. Martínez Pais (6º/martillo/40’25).
En el ranking figuró Marcelino Vaquero Campanal II como futbolista profesional y en consecuencia sus marcas no fueron homologadas, pero si se reflejaron: 100 m.l (10.9), triple (14’10) y longitud (6’97).

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies